REVAIVAL. CAPÍTULO 3: EXPEDIENTE MILLI VANILLI (by MIKIPUCHA)

Con la tontería de la propuesta de LUSER sobre la nostalgia ahora me pego todo el día evocando miles de imágenes y sonidos de nuestros primeros años de existencia.  Y hoy voy a tratar uno de esos casos en los que imagen y sonido no iban precisamente unidos.  Supongo que todos los recordais porque fue uno de los escandalos más sonados del mundo de la música. 
 
Es el que se refiere a los MILLI VANILLI, un dúo alemán que lo petaron a finales de los 80, y triunfaron tanto que incluso les concedieron en 1990 el Grammy al artista revelación.  Poco después, y tras un concierto en el que falló el playback, se comenzó a sospechar lo que finalmente el productor del grupo tuvo que admitir: que los que cantaban eran otros y que estos dos mozalbetes solamente ponían el careto facial y su fina estampa.  Consecuencias: retirada del Grammy y despedida y cierre para el dúo. 
 
En 1991 el carroñero productor intentó sacar tajada del tema lanzando a los que realmente cantaban como “The Real Milli Vanilli” pero fracasaron.  Los cantantes mudos también lo intentaron cantando ellos de verdad haciéndose llamar “Rob&Fab”, arrasando con grandes éxitos como…. y otros.
 
El final de toda esta historia es bastante triste:  Fab Morvan (el negro) volvió a fracasar en solitario y debe vivir de rentas;  Rob Pilatus (el mulato de ojos claros) murió de sobredosis en 1998 tras varias estancias en prisión.
 
Actualmente corre el rumor de que Universal Pictures quiere realizar una película sobre la vida de estos dos juguetes rotos.
 
Bueno, pero como no todo van a ser tristezas, hoy voy a poner un par de sus mejores videos con mis comentarios a los estilismos rompedores, que son para romperse la caja.  Este primero pertenece a la canción “Girl, you know it’s true” y no tiene desperdicio de principio a fin:

Qué me decís de esas chaqueticas de rígido armazón hombreril, esos ahora llamados leggings (vamos, las mallas de lycra de toda la puta vida), esos calcetinicos bien estiraos? y qué opinais de los zapatones con chapas metálicas dignos del Frankenstein más fiestero?  De la coreografía no hablo porque ya la estoy practicando para poder hacerla en algún bar este fin de semana.
 
La otra gran obra maestra de los videoclips es “Baby, don’t forget my number”, que también es pa mear y no echar gota:

Yo creo que este clip lo rodaron el mismo día que el anterior porque llevan las mismas mallas y los mismos calcetinicos, pero aquí han decidido ponerse elegantes.  Y cómo se hace eso?  Pues muy fácil, tú te pones unos zapaticos de charol, una camisa blanca de cuello Mao y una torera negra de hombreras superlativas (digna del insigne diseñador Carlos Forcén, el Armani aragonés de los 80) y a triunfar!  Para completar el look lo mejor es una gorrica ladeada a lo existencialista francés o un pañuelo piratón de calaveras (es otro hit de la moda que ha vuelto con fuerza).  Ojo al decorado de chimeneas humeantes y sobre todo al que toca el teclado, un Prince de cuarta regional.  Y esos pasos de baile… cuánto arte desperdiciado!  Dos datos más a destacar: la chaqueta de flecos de la chati y la contradicción entre los gestos chuletas del comienzo del clip y la persecución al taxi… ¿en bici?
 
Bueno, vale por hoy que me va a estallar la cabeza con tanto arte y tengo que reservar fuerzas para el siguiente capítulo de esta sección (gracias Burbuja y Pétalo por vuestras inestimables aportaciones!).  Hasta la próxima, amiguitos de la nostalgia catódica!

Anuncios

4 comentarios to “REVAIVAL. CAPÍTULO 3: EXPEDIENTE MILLI VANILLI (by MIKIPUCHA)”

  1. Muy bueno el análisis de la moda y el estilismo de los Vanilli, Mikipucha!!!
    No obstante te has pasado por alto un par de cosillas, muy interesantes!!
    En el primer vídeo al de rojo, le cuelgan unas borlitas tipo cereza de la americana que tampoco tienen desperdicio.
    Y el pelaco y movimiento del batería???
    En el segundo clip, me quedo con la salidica del agua del dúo al principio del clip (precursor de los efectos especiales de Matrix).
    Y qué me decís del mensaje subliminal, un poquico mas adelante, con la foto de la ladidí y el charles.
    Joder!! qué puntazo. Estos videos son para analizarlos detenidamente y sacarles mas partido, eh??

  2. las borlicas le cuelgan al de negro. Es que estaba tan impactao que ya no distingo ni colores….Madre mía qué shock!!!

  3. cincoenlaciudad Says:

    Banquetas, ya me di cuenta de todo ello pero es que si pongo todos sus grandes aciertos en baile, efectos especiales y corte y confección no acabo nunca. Estos videoclips son para visionarlos varias veces, como el “Drácula” de Coppola, que cada vez que lo ves encuentras más detallicos ocultos. Y qué me dices del decorado del primero con sabanicas? Y de los calzetos blancos del negro y la gabardina del mulato en el segundo? Por cierto también se me ha olvidado hablar de los estilismos cuando pasean en el primer video por el mercadillo: vaqueros azuletes con los informales pero estudiados desgarros, la chupica de cuero al hombro y sobre todo las camiseticas de algodón recortadas para poder lucir abdominales. Si es que este dúo es un filón!

  4. FRIKI,FRIKI,FRIKIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII
    jajajaja
    salut y forca al canut.
    Luigi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: