VOL. 4. CRONICA. SURTIDORES, FOTOS, CHORIZO Y GASOLINERAS FANTASMAS (Pétalo)

Hola Amiguitoak,

 Todavía no he escrito nada respecto a nuestro gran, lluvioso, ansioso a la par que ansiado güiken vascuence. El problema es que casi todo ya está dicho, y digo bien casi todo, porque esta nuestra comunidad ya lo ha comentado por fascículos.

 Recuerdo perfectamente que era viernes, sobre las 19:30 horas, cinco seres se marchaban a la aventura. La señorita Burbuja, provista de su tuper de empanadillasempanadillas (Encarna, no Burbuja, de Móstoles, no de Zaragotham, Dios que lío!, no Burbujita), en la esquina trasera izquierda del buga. A su lado el Sr. Mikipucha,torreznos(gracias a la Mikipucha Family por los torreznos, ¡pero que sería de nosotros sin esas comidas macrobióticas…!). En la otra esquina trasera, Pétalo con abrigo última tendencia y complementos de vendedora de la farola romaní. Nosotros tres, en el segundo cero coma ya “arrebuscando” las bolsas de gominolas. Delante el señor conductor  Luser tiene pit.., no tiene o si, que sí que tiene camisetica térmica habladora, doblando la esquina Mayor con Don Jaime, y a su lado el gran fotógrafo Banquetas, que ya que en los 345 Kilómetros hasta Vitoria  era consciente de que no iba a encontrar ninguna recta. Así que decidió hacer la UNICA foto del trayecto justo en ese instante, bueno en varios, ya que hubo de repetirla varias veces porque salía movida, no entiendo por qué!!.

 Pero la verdad que el encargado de rimemberar la historia, como todos la recordamos, ha sido en especial nuestro gran Luser (Burbuja tu también, claro!). Pero, me ha resultado sorprendente como la memoria selectiva de esta persona humana ha olvidado, creo que sin ninguna intención por su parte, un capítulo que pasará a los anales de la historia: COMO APROVECHAR UN DEPÓSITO DE GASOLINA HASTA LA ULTIMA GOTA, surtidorDEJANDO PASAR CIENES Y CIENES DE GASOLINERAS A SU PASO. “¡Chicos, tranquilos, ansiosos que sois unos ansiosos, que está todo controlado!”

 

Volviendo a ese momento fotomovidaahorasíahnoquesaleborrosaponeosotravez, el copiloto ya detectó que el depósito estaba alcanzando esa marquita de color rojo sospechosa, ya que las demás son negras, Luser ¿no entiendes el motivo de los colores?, pero no era para tanto así que continuamos con el viaje, con parada incluida en gasolinera, UNICAMENTE para hacer un pil, y por supuesto comer los manjares mencionados.

Llegamos dignamente la verdad. Al día siguiente emprendimos marcha hacia la ciudad agujero, esa marca roja se aproximaba cada vez más, chicos que está todo controlado, que llega de sobras… A las horas, vuelta a Vitoria, pero no poligono1sin antes dar una vuelta turística que lo mejorcito polígonil de Bilbao, que no nos quedó muy claro si allí había botellón, discoteques o mujeres trabajando y sus amigos acompañándolas. Yo cada vez veía que se agrandaba más ese salpicadero, creo recordar que hasta me hacia guiños a la vez que se reía, no sé, la lluvia me cegaba un poco por aquella autopista en la que no pasaba nadie. Bueno, la verdad es que también llegamos.

Al día siguiente debíamos emprender camino de vuelta, cuatro de los cinco pensábamos que cuando la rayita está más de la mitad de la reserva significa cocheque hay que repostar si eso, pero el quinto en discordia nos explicó que no.. yo creí entender que lo de los colores era por diseño o algo así en su coche….Unos pocos kilómetros después, alrededor de 2 ó 3, la cosa cambió un poco porque ahora nuestro Luser ya nos dijo que hombre .. si pasamos por una gasolinera.. pues que casi si y que si no.. pués que ha buscarla imperiosamente. Así que nos dirigimos a lo que nos pareció un surtidor, que resultó ser una gasolinera fantasmas porque no conseguimos encontrarla, pero si la gran fábrica de chorizos en la que no me dejasteis parar.

(Yo pensaba, que ya que tendríamos que pasar unas horitas en la cuneta esperando la garrafica de gasoil, pues comiendo manjares provenientes del cerdo, nos parecería la cosa más corta y amena, pero esta nuestra comunidad no aceptó la idea).

Así que continuamos con nuestro viaje hacia Zaragoza, pero antes urgía encontrar una gasolinera.

La cosita ya resultaba un poco alarmante, sobre todo en aquel instante en que cogidos una cuesta hacia arriba, y el chivato bajo al límite, la cara de Luser fue un poema.

Nuestra Burbuja, como mujer práctica que es, decidió buscar en la guía michelín cuál era la próxima estación, de igual manera todos atentos a los carteles. Los kilómetros se hacían eternos, pero al final del túnel siempre hay tigretonsalida, en nuestro caso en forma de estación cutre y salvadora de gasolina. panterasPor fin nuestro conductor paró y le dio comidita al bólido portador de nuestros cuerpos y enseres. Vítores y aplausos.

Y creo que a grandes rasgos, esto es todo lo que faltaba por contar.

PD: para Luser: Creo que en los periódicos de la provincia, el lunes hablaban de desabastecimieto de gasoil por exceso de consumo el domingo por la tarde, ¿Tu cuál crees que es el motivo? Yo no tengo ni idea.

 

Besicos Pétalo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: