KASCOMÍO?…. DE TÓ! (by MIKIPUCHA)

Ay, maños míos, que la agitada actividad del bisnes (píntame un muñecote, átame estos 200 lazetes) apenas me deja tiempo pa ná y tengo el blog más abandonado que la Veneno al diccionario.  Asín de que me he dicho “de hoy no pasa” y aquí estamos a muy primera hora de la mañana para comentar nuestras últimas andanzas, esta vez desarrolladas por tierras castellanas.  Y es que el papa estaba duro que dale con ir a la ilustre villa que tuvo el honor de ver sus primeros andares de modelo rustic style, sus primeros granacos matapajas y sus primeras merdolas de licores varios.  Y claro, con la promesa de un día de homenaje para el buche, aquí ningún miembro de la comunidad del anillo se echó atrás… y para no fastidiar el plan y que la pareja monguer esperamosvisiticalondinense pudiera venir, mi señor Dios Padre Todopoderoso conjuró a las fuerzas de la Naturaleza y mandó a un ojeter volcánico que soltara un cuesco cenicístico que ríete tú de los que soltaba mi cimbreante cuerpo el día del Password humillapetaluserístico (Banquetas, jomío, tú y el menda siempre juntos en estas lides… pa lo demás con la nena que yo no quiero conflictos que ya sabes que no soy persona de malmeter… o sí).

Total, que más o menos a la hora indicada salimos camino de territorio comanche entre los comentarios llenos de discreción de mama (“yo del pueblo no me entero de nada, lo que me quieren contar, pero el del bar se fue al Levante a poner una casa de mujeres… y tal”) y las sentencias de papa, un hombre para el que si en un cuarto de hora te jodes de frío y calor, ves menos que tres en un burro por la espesura de la niebla y te calas hasta los huesos (vamos, un día típico de Escocia pa dentro)  hace un día cojonudo (pa mí que en otra vida fue William Wallace… no os digo más).  La mama también quería visitar su villa natal, población íntima de la que su señor espozo siempre hizo chanza, pero que se vengó de él por la vía rápida… Ay, qué penica, toda la tarde anterior dándole al betún para hacer entrada triunfal en su núcleo poblacional originario y al monguer (actualmente reconvertido en el del medio de los Chichos gracias a su peinado de reminiscencias calés) se le ocurre aparcar en medio de la cochiquera vecinal..  Y encima el tío, que es monguer pa lo que quiere, apea a la familia real y aluego saca el carro de allí para dejar su despropósito zapatilleril impoluto…  MALNASÍO!  Ésta es una afrenta que resarciré algún día, Luser… algún día!

En fín, después de la sesión de talasoterapia por la patilla, vuelta rápida al pueblete y pitando que nos cierran la tienda delicatessen del punto de destino.  Como la panadería estaba más bien cerrada, ahogamos nuestras penas en unas cervezicas en la casa rural, un sitio francamente al que tenemos que hacer la promesa firme de volver (“BOTE 2 YA”).  A todo esto se unieron al grupo unos colegas del papa, magníficos cicerones que nos presentaron a diversas personalidades del lugar, entre ellos a su hijo, experto saludando al estilo “pasodevuestroculo”.  Antes de comer, y para hacer gana, visitamos la parte norte de la localidad, un parque de atracciones con Dragon Khan de piedra, cueva del Terror con la teta inexistente de la asesinada (eso sí que es una leyenda urbana, y no lo del desgarro ojeteril de Alejandro Sanz) y un tobogán estacazo supino que no tiene nada que envidiar a Port Aventura (en este punto haré un inciso para comentar la asentada costumbre que tienen los espozos de echar la culpa a sus contrarias por sus momentos anula-dignidad: que me caigo a la zanja posmadonnerística, es por mirarte; que me pego hostieja en brazo incorrupto, es por ayudarte… uhm, interesante costumbre antropológica a analizar).

Después de que el papa quedara hecho unos zorros para el resto de la jornada, comenzó la mejor parte para el Banquetas, porque fue sentarnos a la mesa y un no parar de darle el tío a incisivos, caninos, premolares y molares en una sucesión interminable de platos que le sabían a cual mejor… él es asín, su interés se limita a saciar el aparato digestivo… vamos que le vendas los ojazos, le cobras 3.000 € diciéndole que nos vamos al Japón, te lo llevas a cualquier tasca a que se coma unas salmueras y el tío te los paga tan feliz.  El resto de los allí reunidos apenas probamos bocado, especialmente mi madre, que a lo somarda iba rebañando platos (“NO ME DEJÉIS PETITANGOS”). 

Para bajar el triperío, visita guiada a la zona sur de la villa, con paradas en la iglesiaca con torre joderodillas repleta de ratas invisibles, lavadero en desuso, casa de mis abuelos (no de la monja… no de mis abuelos… bueno, una casa donde echaba el cuerpazo en mis estíos hace varios lustros lustrosos), casa natal del papa y de su amigo el de la intensa mirada, capilla con Virgen más abuela de cartón piedra sentada en poyo, despropósito en forma de plaza de toros que ríete tú de la Maestranza y chispún.  Lo mejor del periplo era unirse a la pareja que formaban la mama y su amiga, dos mujeres muy discretas que apenas sabían nada de las gentes del lugar (esa es una golfa… aquél discutió con su hermano por la herencia… y tal).  Pétalo, el Banquetas y servidor, personas a las que escasamente nos interesan estas cosas nos pegamos sutilmente a las muy venerables señoras, unas Lidia Lozano y Karmele Marchante de aires country.  Para rematar con un 10 sobre 10 el día, hizo su aparición casi a la hora de la partida el panadero, que nos aprovisionó fuertemente de madalenas, mantecados y rosquilletas varias (ay, si es que me puede la azúcar)… y carretera y manta!  Despedidas y cada mochuelo a su olivo… y yo en el mío la mar de contento, oyes, porque ver lo feliz que estaba el papa (lo noté por el leve arqueamiento hacia arriba de la comisura izquierda del labio) no está pagado ni con tó l’oro del mundo.  Bueno, me despido de vusaltres con este bonito documento audiovisual de la Muchachada sobre un especímen muy característico de la fauna que habita los pueblos de Ajpaña, muy aplicable al del papa y otros:

Si nos llegamos a encontrar al que hay en el del papa, seguro que nos hubiera preguntado: Kascomío?  Y nosotros le hubieramos dicho unísonísticamente: DE TÓÓÓÓÓÓÓ!  Adior, amigüitos!

Postdata para Pétalo: Tendrás queja, no?

Postada para Luser: algún día, Luser… algún día

Anuncios

2 comentarios to “KASCOMÍO?…. DE TÓ! (by MIKIPUCHA)”

  1. Bueno, bueno, bueno… Mikipucha, si eres como los ojos del Guadiana, apareces y desapareces, aunque últimamente casi más lo último.
    De nuestro las güiquen, no te has dejado nada por contar… pero ya sabes que soy fan del mundo talasoterapia por la vía rápida a través de zapaticos lustrosos, pantalones planchadicos planchadicos y brillanticos varios…. ¡este Luser!
    de todas formas un viaje fetén que habrá que repetir bien en tierras galas o donde nos lleven nuestros cuerpos o el aroma de las viandas.
    Besicos, Pétalo

  2. banquetas Says:

    Aaaagggghhhh!!!!! Cochinillacooooo!!!! Aaaagggghhhh!!!!! rabo taurinooo!!!! Aaaagggghhhh!!!!! chorizos balncos y rojos a tutiplén!!!! Aaaagggghhhh!!!!! costilla de porcino al adobo dezil ,Aaaagggghhhh!!!!! mantecados gourmet!!!! Aaaagggghhhh!!!!! puraco !!! Si es que maños y mañas…PA MI ES LA VIDA!!!!

    Si el tontoelpueblo me llega a preguntar su mítico “Cas comío???”, hubiese tenido que hacerle un esquema o contárselo por capítulos….

    Viva el cerdo soriano!!! Y que viva el Mikipucha´s father por sus orígenes!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: